Copia de DSCN9553

Resumen histórico

El Oratorio

El primer documento al que refiere la intención de instalar un oratorio en la Guardia San Lorenzo de Navarro está dado con fecha 3 de octubre de 1797 en un poder que el vecindario de entonces otorgó a Don Francisco Antonio Figueyras, residente en Buenos Aires para que el peticionara la licencia de construcción donde celebrar…

  ”…el Santo Sacrificio de la Misa y demás funciones para que de este modo tener el Pasto Espiritual del que enteramente carecemos por la gran distancia de los Curatos de Luján y Matanza, que el más cerca dista unas catorce leguas”…

 

…A los tres días el Sr. Francisco Antonio Figueyras elevaba la solicitud de sus”poderdantes” (vecinos  representados) al Provisor y Vicario General del estado y, entre otras cosas,  exponía:

”…los vecinos se hallan situados con sus haciendas y poblaciones a larga distancia de las Parroquias y Capillas…viven en el desconsuelo de no lograr, tal vez, los Santos Sacramentos en los casos estrechos de enfermedad…”

En esas épocas no se podían fundar Capillas ni Iglesias sin la autorización del Patronato Real, representado por el Virrey, por tal razón, desde Montevideo, el Virrey Don Antonio Olaguer Feliú otorga el día 7 de noviembre de 1797.

“…el Auto de permiso para la construcción del Oratorio público…”

Al momento de determinar el lugar de construcción se declara:

“los instituyentes piensan hacer el Oratorio en la propia Guardia, á  una cuadra de la Fortaleza y á donde con el tiempo, formalizado el Pueblito que ya comienza a ser, será Plaza”.

Las Autoridades hallaron justificado el pedido y razones expuestas por los peticionantes a través del Sr. Figueyras y quedó determinado el lugar de construcción de la capilla, que es el mismo que ocupa la iglesia actual y estaba compuesto por:

…”una pieza y sala…, con techos de esparto y paredes de terrón…”…La campana fue “…colgada de un añoso tala…”

La primera Capilla

En el mismo lugar, y en reemplazo de aquel Oratorio, el 20 de diciembre de 1807 se bendice la primera Capilla, construida…

…”de adobe crudo, 16 y media varas de largo por 6 y media de ancho, puertas, dos ventanas, un techo bien enmaderado y su correspondiente sacristía.”

Fue puesta bajo la advocación del Sagrado Corazón de Jesús. Por entonces se la conocía como Capilla del Corazón de Jesús del Fortín San Lorenzo de Navarro.

En torno a la capilla y siguiendo las costumbres culturales de ese tiempo, se ubicaba el cementerio del pueblo.

La segunda Capilla

Entre el año 1807 – construcción de la capilla de adobes-  y el año 1837, se construye una segunda Capilla en el mismo lugar que su antecesora.

Según informe del Arquitecto Enrique Hunt – proyectista del templo actual – antes de iniciar su demolición era:

      “…de ladrillo cocido, 29 y media varas de largo por nueve cinco sextas de ancho y un pórtico al frente (17m x 8 m aprox.). Contaba con dos sacristías, siendo por tanto una iglesia regular…”

En el cementerio del pueblo, que ocupaba las tierras que circundaba a la capilla, descansaron los restos del Coronel Manuel Dorrego desde el día de su fusilamiento, 13 de diciembre de 1828, hasta el 13 de diciembre de 1829, fecha en que fueron trasladados por orden del Brigadier Juan Manuel de Rosas a Buenos aires.

En 1857, obedeciendo a normas de salubridad pública, el cementerio se trasladó al predio que ocupa actualmente y la capilla se demolió en el año 1863 para dar lugar a la construcción del templo actual

El templo actual

 

_83C7042El proyecto elegido, autoría de los arquitectos Enrique Hunt y Hans Schoerder, corresponde al estilo Jónico con forma de “basílica cuadrilonga” de tres naves y dos torres.

La responsabilidad de la construcción le cupo al constructor Manuel Raffo, quien planos en mano presentó el presupuesto de obra en agosto de 1864  y firmó el contrato de construcción el 22 de febrero de 1865.

El costo total de la obra fue de $ 717.923. El Altar Mayor y el púlpito fueron obra del Sr. Domingo Ferrer y tuvieron un costo de $ 15.000 y $ 5.000 respectivamente.

El nuevo templo se inauguró el 11 de septiembre de 1870.

Las campanas, de particular sonoridad, fueron instaladas en el campanario en el año 1913.