VISTO:

               La impecable labor desempeñada en el Hospital San Antonio de Padua, por la Sra. María Isabel de Luca, como enfermera Profesional, y;

CONSIDERANDO:

                                   Que la enfermería forma parte de las conocidas ciencias de la salud, trabajando de forma autónoma e independiente y a su vez formando parte de un equipo multidisciplinario.

                                   Que abarca la atención autónoma y en colaboración dispensada a personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades como así también a personas con discapacidad y otras en situación terminal.

                                   Que las funciones esenciales de la enfermería son la defensa de un entorno seguro, la investigación, la participación en política de la salud y en la gestión de los pacientes y los sistemas de salud.

                                   Que hay personas que trascienden estos términos y mucho más, que llevan en su alma ese sentimiento inigualable de ayudar al otro.

                                   Que hay profesionales de enfermería que prestan sus manos y oídos al dolor ajeno y lo tratan como propio, lo suavizan y lo contienen. Que pueden considerarse seres especiales que Dios ha puesto junto a nosotros para que hagan que las horas difíciles y aciagas sean un poco más benévolas. Que son las mismas que tras colgar su guardapolvo impecable en el sitio correcto regresan a su hogar y siguen sirviendo.

                                   Que en nuestra ciudad se puede destacar la figura de una de esas personas diferentes y grandes. Sencilla e inmensa en sus silencios. Esa figura presente que   sin mediar palabras te obliga a escucharla, te da paz, seguridad y aconseja.

                                   Que nunca de su boca salieron improperios o palabras inadecuadas. Presencia y sabiduría. Capacidad e inteligencia. Ávida de nuevos saberes, buceadora incansable   en lo que concierte a su quehacer.

                                   Que María Isabel de Luca fue forjando su destino tan silenciosamente como las flores que pueblan los campos de su niñez e inundan con su aroma todo lo que tocan.

Es LA ENFERMERA POR ANTONOMASIA y excelencia. Con la que aprendieron no solo lo referente al área sino el compromiso por su trabajo.

                                    Que aun hoy en estos días tan difíciles camina los pasillos de su hospital tratando de ver en que puede ayudar, en que es necesaria. Aun hoy con más de 50 años de profesión se la ve como en sus primeros días. Diligente y ansiosa, con la calma del que sabe; Ex jefa de enfermería a quien todos añoran y extrañan. En cada pasillo del hospital está su historia y sus enseñanzas, en cada piso brillante, en cada plato servido con delicadeza, en cada sabio consejo, en todos los utensilios impecables, en aquellas repisas ordenadas y en todas las veces que repetía y aun lo hace; ¿cómo está el paciente?; El paciente es lo primero.

POR TODO ELLO:

EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE

DEL PARTIDO DE NAVARRO, EN USO DE

LAS FACULTADES QUE LE SON PROPIAS,

SANCIONA LA SIGUIENTE

RESOLUCIÓN

Artículo 1º: IMPONER el nombre “MARIA ISABEL De LUCA”, AL SECTOR “A”, del Hospital San Antonio de Padua. –

Artículo 3º: Comuníquese a quien corresponde, dese al libro de Resoluciones y Decretos y cumplido, archívese. –

REGISTRADO CON EL Nº 020/21.-

EXPEDIENTE Nº 4201 -HCD- 21.-

DADO EN LA SALA DE SESIONES DEL H.

CONCEJO DELIBERANTE DEL PARTIDO

DE NAVARRO, A LOS 26 DIAS DEL MES

DE MAYO DEL 2021.-

       KARINA R. PALACIOS                                           PAOLA A. MAGGIOTTI

            Secretaria Ad-Hoc                                                            Presidenta

Honorable Concejo Deliberante                              Honorable Concejo Deliberante