VISTO:

               Que ONU Mujeres, en alianza con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Unión Europea, implementa el programa «Ganar-Ganar: la igualdad de género es un buen negocio» para contribuir al empoderamiento económico de las mujeres, reconociéndolas como beneficiarias e impulsoras del crecimiento y del desarrollo, mediante el aumento del compromiso de las empresas privadas con la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y el fortalecimiento de las capacidades de las empresas para implementar estos compromisos, y;

CONSIDERANDO:

                                   Que este año se cumplen 25 años de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer y de la adopción de la Plataforma de Acción de Beijing. Si bien se lograron progresos importantes, pero actualmente ningún país ha alcanzado la igualdad de género.

                                   Que en nuestro país actualmente existe brechas de género en las empresas e instituciones, y que las mujeres enfrentan muchos obstáculos a la hora de acceder a un empleo, esto hace que una gran cantidad de ellas no se lo plantee como posibilidad siquiera. Que los procesos de selección de personal suelen ocultar discriminaciones basadas en prejuicios. En varios sectores se pueden encontrar puestos que están predefinidos en cuanto al sexo de quien deberá ocuparlo, en función de determinadas características o habilidades que la tarea requiere. Esto generalmente sucede porque dichos puestos se asocian de manera estereotipada a varones o a mujeres.

                                   Que el embarazo y la maternidad, además del trabajo doméstico y de otras responsabilidades familiares asociadas a las mujeres, también dificultan su acceso igualitario a un puesto de trabajo. Esto es visto como un «costo extra» para el empleador y puede llegar a tener un peso importante al momento de decidir la contratación de una mujer o de un varón.

                                   Que los estereotipos de género también hacen diferencias: se define al hombre como el principal sostén de la familia y, por lo tanto, el merecedor de una remuneración más alta. En tanto, al ingreso de la mujer le asignan un valor de complemento o ayuda para la economía doméstica. Hay diferencias salariales informales e invisibles. En los convenios colectivos, a igual trabajo le corresponde una misma retribución. Pero en la realidad no se da así: los premios, los bonos y las horas extra no se suelen transparentar en los recibos, pero benefician mayormente a los hombres. Las desigualdades también se dan en los puestos de mayor jerarquía, dado que estos quedan fuera de los convenios y se suele favorecer más a los varones que a las mujeres.

                                   Que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres han mostrado tener un impacto positivo no solo en las vidas de las mujeres y sus familias, sino también en el desarrollo de las comunidades y los países. El sector empresarial, como actor económico y social clave, desempeña un rol importante en la posibilidad de avanzar hacia los objetivos de igualdad de género y de desarrollo sostenible.

                                   Que el Programa GANAR-GANAR fue creado en alianza entre la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Unión Europea (UE), que es su principal financiador a través de su Instrumento de Asociación. En América Latina y el Caribe, el Programa se implementa desde 2018 en seis países: Argentina, Brasil Chile, Costa Rica, Jamaica y Uruguay.

                                   Que existen Los Principios de Empoderamiento de las Mujeres (WEPs, por sus siglas en inglés), creados por ONU Mujeres y el Pacto Global de Naciones Unidas en 2010, y firmados por más de 2500 empresas en todo el mundo y 650 en Latinoamérica, son la plataforma para que las compañías impulsen la igualdad de género desde su liderazgo, pongan en marcha medidas explícitas, adopten deliberadamente políticas e inviertan en la promoción de la igualdad de género en el lugar de trabajo, el mercado y la comunidad. Los Principios proporcionan una perspectiva de género a través de la cual las empresas pueden analizar y adaptar sus políticas y prácticas para avanzar hacia el empoderamiento de las mujeres.

                                    Que los WEPs son siete principios basados en estándares internacionales relacionados con el trabajo y los derechos humanos y en la convicción de que las empresas tienen una responsabilidad en el logro de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Además de servir como orientación práctica para las compañías, los WEPs proveen información e inspiración para quienes quieran comenzar a transitar el camino hacia la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

Los siete principios son:

  1. Establecer un liderazgo corporativo de alto nivel para la igualdad de género.
  2. Tratar a todos los hombres y las mujeres de forma justa en el trabajo. Respetar y apoyar los derechos humanos y la no discriminación.
  3. Asegurar la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y las trabajadoras.
  4. Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres.
  5. Implementar el desarrollo empresarial y las prácticas de la cadena de proveedores y de marketing que empoderen a las mujeres.
  6. Promover la igualdad a través de iniciativas comunitarias y de cabildeo.
  7. Medir y publicar informes de los progresos hacia la igualdad de género.

                                   Que, en la Argentina, 155 empresas ya han firmado su compromiso de apoyo a los WEPs y están trabajando para contribuir al empoderamiento económico y al liderazgo de las mujeres como base para un crecimiento sostenible, inclusivo y equitativo.

                                   Que la adhesión al programa no conlleva ningún costo para las empresas y el primer paso es realizar un autodiagnóstico en línea y gratuito, sus preguntas se basan en la práctica empresarial, así como en normas e indicadores internacionales. Luego de realizado el autodiagnóstico, ONU Mujeres brinda asesoramiento y asistencia técnica para que las empresas elaboren un plan de acción que les permita avanzar hacia la igualdad de género en términos de Liderazgo y estrategia, Lugar de trabajo, Mercado y Comunidad. Para acompañar la implementación de las acciones, se provee formación a las compañías adheridas, con el fin de construir las habilidades necesarias para llevar a la práctica las iniciativas planificadas.

                                    Que no solo el sector privado puede adherirse, si no que Individualmente, líderes y lideresas de asociaciones no gubernamentales o fundaciones, de universidades u organizaciones de investigación y educación, de gremios empresariales o de organismos gubernamentales que quieran sumarse como aliados y aliadas por la igualdad de género a través de la promoción de los Principios WEPs para multiplicar el impacto pueden realizarlo.

                                    Que las empresas y organismos que adhieran a este programa tienen beneficios como pertenecer a una red global de más de 3000 empresas en el mundo y 150 en Argentina, contar con herramientas de estándares internacionales, confidenciales, gratuitas y de fácil uso, para medir brechas de género (Herramienta empresarial de Género WEP, Diagnóstico de Igualdad de Remuneración, entre otros), participar de ciclos de formación relacionados a los 7 Principios WEPs e intercambiar buenas prácticas con otras empresas, Asistir a eventos regionales y globales sobre igualdad de género y empoderamiento económico de mujeres, con la posibilidad de postular a su organización para participar como expositor en paneles o como participante, recibir asesoría técnica para elaborar planes de acción en favor de la igualdad de género, ser reconocidos como agentes de cambios.

POR TODO ELLO:

EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE

DEL PARTIDO DE NAVARRO, EN USO DE

LAS FACULTADES QUE LE SON PROPIAS,

SANCIONA LA SIGUIENTE

RESOLUCIÓN

Artículo 1°: El concejo Deliberante declara de Interés legislativo al programa Ganar, Ganar promovido por la ONU Mujeres, la OIT y la Unión Europea. –

Artículo 2º: El Concejo Deliberante Invita al departamento ejecutivo adherir al programa GANAR-GANAR implementado por la ONU Mujeres, como aliados por la igualdad de género a través de la promoción de los principios WEPS para multiplicar el impacto. –

Artículo 3º: EL Concejo Deliberante invita adherir al programa GANAR-GANAR a las empresas (privadas, publicas, estatales y corporativas) de cualquier tamaño e industria, asociaciones industriales y cámaras de comercios, del distrito, para comprometerse a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el lugar de trabajo, el mercado y la comunidad. –

Artículo 4º: Comuníquese con sus vistos y considerandos al INTENDENTE Municipal como así también a la Secretaria de Producción, para que de difusión a las empresas e industrias radicadas en nuestro distrito, a las autoridades de la Cámara empresarial y Unión Industrial, autoridades de la Cámara de Comercio, a ONU mujeres.-

Artículo 5º: Comuníquese a quien corresponde, dese al libro de Resoluciones y Decretos y cumplido, archívese. –

REGISTRADO CON EL Nº 047/20.-

EXPEDIENTE Nº 4081 -HCD- 20.-

DADO EN LA SALA DE SESIONES DEL H.

CONCEJO DELIBERANTE DEL PARTIDO

DE NAVARRO, A LOS 24 DIAS DEL MES

DE AGOSTO DEL 2020.-

        MARÍA C. GUARNERI                                                    FACUNDO I. DIZ

                    Secretaria                                                                      Presidente

Honorable Concejo Deliberante                                  Honorable Concejo Deliberante